Construye una relación saludable con el dinero

¿Quieres una mejor relación con el dinero? Trata tus finanzas como te tratas a ti mismo. En este artículo te vamos a compartimos una serie de consejos que puedes aplicar a tu relación monetaria.

Las relaciones saludables no ocurren por casualidad. Están construidos y mantenidos. Esto es cierto no solo para tus relaciones con las personas, sino también con el dinero.

Entonces, ¿cómo se construye y mantiene una relación saludable con el dinero? Bueno, un buen punto de partida es construir una buena relación contigo mismo.

Veamos estas relaciones para que tu relación con el dinero sea más amena. ¡Sigue leyendo y toma nota!

1. Cuida tus necesidades

El cuidado de tus necesidades físicas incluye cosas como dormir lo suficiente, comer nutritivo, cepillarse los dientes y hacer ejercicio.

Cuidar tus necesidades fiscales incluye comprender la diferencia entre el dinero que gastas en tus verdaderas “necesidades” como comida, vivienda, cuidado de niños, atención médica, etc. De tus “deseos” como entretenimiento, restaurantes, canales premium y café gourmet.

2. La alegría es importante

Participar en actividades que te traen alegría, como dar un paseo, comer un chocolate, ser voluntario, leer o tomar una clase de ejercicios, te ayuda a recargar tu bienestar emocional.

Las compras pequeñas que te brindan una gran alegría, como comprar un buen libro, o un chocolate o café gourmet ocasional, es dinero bien gastado.

Aparta el dinero en tu presupuesto para aquellas cosas que te traen alegría. De manera similar, dar dinero a causas en las que crees (dentro de tu presupuesto).

3. Concéntrate en tu mundo interior

Concentrarte en tu mundo interior de pensamientos y emociones puede ayudarte a ser más consciente de sí mismo.

  • La autoconciencia te ayuda a comprender lo que realmente sientes y por qué te sientes así.
  • La autoconciencia también te ayuda a comprender tus propias acciones y reacciones ante diversas situaciones.
  • La autoconciencia financiera también es importante. Conocerse a sí mismo y conocer tu situación financiera es fundamental cuando se enfrenta a preguntas sobre cómo cambiar de trabajo, trabajar más o menos horas, comprar un automóvil nuevo, etc.

4. Haz tiempo para ti

No puedes volverte más consciente de ti mismo si no reservas tiempo para ti. Incluso unos minutos tranquilos por la mañana disfrutando de una taza de café o leyendo un buen libro o artículo pueden ser beneficiosos para tu autoconciencia.

Del mismo modo, no puede volverte financieramente consciente si no dedicas tiempo. Debes designar un horario regular (por ejemplo, mensual) para revisar tu situación financiera.

5. Medita

La meditación es un método que muchas personas utilizan para ganar tranquilidad y perspectiva durante ese tiempo que han reservado para concentrarse en su mundo interior.

Utiliza tu tiempo habitual de revisión financiera para pensar en tu situación financiera, el dinero y establecer algunas metas, incluso pequeñas.

Piensa en lo bien que te sentirás el próximo mes cuando el saldo de tu tarjeta baje por ese pago adicional de $1,000 que decidiste  hacer.

Te recordamos que sacar o solicitar tarjeta de credito en linea es un gran opción siempre y cuando lo hagas con responsabilidad.

6. Se tu mejor amigo

Cuando estés siendo duro contigo mismo por alguna deficiencia percibida, piensa en cómo tratarías a tu mejor amigo o un familiar cercano. Lo más probable es que seas comprensivo entonces haz lo mismo por ti.

Se también el mejor amigo de tu yo financiero. No seas demasiado crítico si tropiezas, pero sé honesto contigo mismo. Dedica tiempo a comprender tu situación económico y a establecer metas para mejorar.

Una relación sana contigo mismo, tus amigos, tu familia y el dinero requiere tiempo y esfuerzo. La recompensa es una vida más feliz, saludable y satisfactoria para ti.

Derrick Robinson