6 ideas para usar tu tarjeta de crédito

Aquí te dejamos una lista de seis ideas que quizá te ayuden a utilizar mucho mejor tu tarjeta de crédito ¡No te preocupes!

Tu tienda favorita está de rebajas. Has comprado todos los artículos de tu lista de la compra, pero estás tentado de asomarte a la tienda para buscar algunos regalos de última hora. Además, te has dado cuenta de que vas un poco corto de dinero en efectivo. ¿Cómo va a pagar estas compras? Si eres como muchos mexicanos, es posible que utilices tu tarjeta de crédito.

Más del 60% de los adultos poseen al menos una tarjeta de crédito. Si tienes una tarjeta, es posible que la hayas utilizado mucho últimamente para comprar regalos, comidas y gastos de viaje.

Tu tarjeta de crédito puede ayudarte a crear y mantener un buen crédito, siempre que la utilices de forma responsable y pagues tus facturas a tiempo cada mes. Por eso compartimos seis ideas que debes tener en cuenta cuando uses tu tarjeta de crédito esta temporada -o en cualquier momento-.

Seis ideas

  1. Paga tus facturas a tiempo

Paga tus facturas a tiempo, siempre. Una forma de asegurarte de que tus pagos son puntuales es establecer pagos automáticos. Pero tienes que vigilar tu saldo bancario para asegurarte de que tienes suficiente dinero en tu cuenta para cubrir los pagos automáticos. Además, si puedes permitirte pagar más de la cantidad mínima, podrás saldar tu deuda más rápidamente. Ten en cuenta que las personas con las mejores puntuaciones de crédito suelen ser las que pagan la totalidad de sus tarjetas de crédito cada mes.

  1. No te acerques demasiado a tu límite de crédito

Los modelos de puntuación crediticia se fijan en lo cerca que estás de llegar al “límite”, porque las fórmulas predicen que las personas que están utilizando demasiado su crédito disponible pueden tener problemas futuros con el pago. Si utilizas demasiado de tus líneas de crédito totales, puede perjudicar tu puntuación crediticia. Los expertos aconsejan mantener el uso del crédito en no más del 30% o menos de tu límite de crédito total.

  1. Obtén tu informe de crédito gratuito cada año

Obtén una copia gratuita de tu informe de crédito. Puedes recibir un informe de crédito gratuito una vez cada 12 meses.

  1. Lee tu informe de crédito y reclama cualquier error

El robo de identidad y el fraude van en aumento, por lo que es importante revisar tu informe de crédito y reclamar cualquier error inmediatamente. Si encuentras algún error en tu informe de crédito, escribe tanto a la agencia de informes de los consumidores como al acreedor que proporcionó la información, si procede, para decirles lo que crees que está mal y por qué.

Incluye copias de cualquier documento que apoye tu posición. Cuando un consumidor impugna la información del informe de crédito, la agencia y el acreedor generalmente tienen que investigar la disputa y corregir la información inexacta. Echa un vistazo a más información sobre cómo presentar un reclamo.

  1. Evite pagar cuotas para “reparar” tu historial

Hay muchos lugares que prometen “reparar” o “arreglar” tu crédito a cambio de una cuota por adelantado, pero nadie puede eliminar la información negativa, como los pagos atrasados, de un informe de crédito si es exacta. Sólo puedes arreglar tu informe de crédito si contiene errores y puedes hacerlo por tu cuenta.

  1. Se proactivo

En primer lugar, es importante que actúes de inmediato. No es necesario que te retrases en tus pagos para pedir ayuda, y muchos acreedores pueden estar dispuestos a ayudar si te enfrentas a una emergencia financiera.

Esto es lo que hay que hacer:

Sume tus ingresos y gastos. Busca formas de recortar gastos. Si no te alcanza para pagar el pago mínimo, decide cuánto puedes pagar.

Llama a la compañía de tu tarjeta de crédito. Asegúrate de explicarlo claramente:

  • Por qué no puedes pagar el mínimo.
  • Cuánto puedes pagar.
  • Cuándo podrías reanudar tus pagos normales.

Considera la posibilidad de recibir asesoramiento crediticio. Si necesita más ayuda, las organizaciones de asesoramiento crediticio pueden enseñarte a manejar tu dinero.

Muchas organizaciones de asesoramiento crediticio son sin ánimo de lucro. Antes de inscribirte, pregunta si te van a cobrar, cuánto y qué servicios te van a prestar. Ten cuidado con las compañías de alivio de la deuda con fines de lucro que:

  • Cobran honorarios antes de liquidar tus deudas.
  • Garantizan que pueden hacer desaparecer tu deuda.
  • Dicen que dejes de comunicarte con los acreedores.

Esperamos que esta lista de ideas te ayude a utilizar mejor tu tarjeta de crédito.